Slider

NOTICIAS

ENTREVISTAS

OPINIÓN

» » » » ¿FÚTBOL PARA TODOS?



Gays Apasionados por el Fútbol es una asociación sin fines de lucro que nació en el año 2010. Su objetivo principal es promover y alentar la participación de todas las personas en el fútbol, y otros deportes, sin importar su género, orientación sexual, entre otras cosas. 

Cuando en el mes de marzo estalló el escándalo del abuso de menores en Independiente, lo que tampoco tardó en estallar fue la oleada de ¿chistes? acerca de esa situación: desde memes con fotos del padre Grassi, hasta los típicos cánticos o comentarios que suelen justificarse con que "es parte del folclore". Todo esto, obviamente, amparado por la discriminación latente que existe en el fútbol. Deporte en el que todas las hinchadas, como una parte de la sociedad, asocia que ser "puto" es algo malo, que puede ser considerado un insulto. Por consecuencia, un puto no puede jugar al fútbol, no puede formar parte del equipo del cual uno es hincha.

Ante este pensamiento de otro siglo, el GAPEF aparece para generar un espacio recreativo de fútbol libre de prejuicios y discriminación, donde las personas, en especial la comunidad LGBT, puedan realizar la practica deportiva bajo un contexto cálido y amigable, cuenta Ariel Velazquez, su presidente. 

En un ámbito deportivo en el cual, pertenecer a la comunidad LGBT, significa tener que ocultar tu verdadera personalidad para poder practicarlo o directamente resignarte a no hacer ningún tipo de actividad deportiva, los comienzos de esta asociación tuvieron el problema de no conseguir muchos adeptos. "Nos costó mucho trabajo y tiempo poder plasmar en un primer encuentro la idea que teníamos. No fue fácil poder encontrar a las primeras diez personas para armar un 'partidito'. Algunos chicos querían jugar por primera vez, pero no se animaban, por vergüenza o por miedo al no conocer a nadie", sentencia Velazquez. Por otro lado, comenta que la primera pregunta que muchas veces les hacían era sobre qué pasaba en las duchas.

En un principio, se buscó armar un mínimo de cuatro equipos para poder armar el primer torneo de fútbol 5. Hoy, ocho años después, ya son veinte los equipos que participan del torneo. En el año 2013, organizaron el primer torneo latinoamericano de fútbol 5, en el cual participaron equipos de Chile, Uruguay, Perú y México. Por otro lado, desde el GAPEF se viajó para participar de torneos LGBT en dichos países. 

Con el paso del tiempo, las disciplinas deportivas se fueron ampliando y, además del fútbol, incorporaron Voley, Tenis y Padel, tanto para recreación, como para competición. De esta manera es que, desde 2015, organizan el evento anual multideportivo LGBT más grande de Argentina y Sudamerica. Como cuenta Velazquez, este tiene una sede distinta todos los años, con la premisa de llegar a cada vez más deportistas a lo largo del país. Luego de pasar por Rosario y San Luis, este año su sede será Córdoba, en donde se espera a alrededor de mil deportistas, a lo largo de las siete disciplinas.

Juan Pablo Morino, secretario general de la asociación, cuenta que el GAPEF también existe en Chile, Colombia y México (en donde hay dos filiales). El estatuto prevé que puede haber filiales tanto dentro como fuera del país, con un mínimo de diez integrantes. La más cercana y activa de esas cuatro es la chilena, con la cual, hace menos de un mes, se trabajó para hacer el primer torneo diverso en Mendoza. Además, afirma que es genial que, incluso en países retrasados en temas legislativos con la relación a la comunidad LGBT, los consultan mucho para encarar proyectos.

Con respecto a la homosexualidad en el fútbol profesional, Morino afirma que, antes, ser gay significaba comer banco y directamente tener que abandonar el club. Hoy, por suerte o por desgracia, solamente es aceptado puertas adentro en el plantel. En la tribuna, como ya se ejemplificó con el caso Independiente, sigue estando mal ser gay. Ante esto, el secretario cuenta que el GAPEF, auspiciado por la embajada de Holanda y apoyado por la Defensoría del Pueblo LGBT, ha propuesto capacitaciones sobre diversidad para entrenadores/as de inferiores de AFA, ya que "las/os formadores/as son los principales responsables del grupo y las/os jugadores/as acatan sus reglas y toman siempre sus consejos", lo cual están articulando a través del INADI.

Finalmente al ser consultado por la máxima aspiración de la asociación, responde: "Es que dejen de existir las etiquetas, que cualquier competencia de visibilización que encaremos hoy no sea necesaria mañana, que los 'torneos para gays' sean 'torneos' a secas. Que la diversidad sea la regla, y no la excepción. Que se generen ámbitos propicios para que salir del armario no sea un padecimiento. Que desaparezca la discriminación, y no sólo por orientación sexual o identidad de género, sino también por cualquier otro motivo. Creo que el deporte es buen canalizador y catalizador para lograr estas metas".

El proceso para poder tener una sociedad y un ámbito deportivo sin machismo y discriminación es largo. A veces, es probable que parezca imposible, pero mientras existan lugares como el GAPEF y los protagonistas profesionales tengan ganas de cambiar, la lucha seguirá de pie. 

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios.:

Leave a Reply