Slider

NOTICIAS

ENTREVISTAS

OPINIÓN

» » » EL MARKETING DIGITAL LLEGÓ PARA QUEDARSE

  

Cada vez son más los negocios que se lanzan a vender por internet. En un contexto donde muchos locales debieron cerrar sus puertas, el marketing digital parece ser la herramienta más poderosa con la que el emprendedor cuenta hoy en día.

  La aparición de las primeras tiendas electrónicas de Amazon a mediados de los años noventa, trajo al mundo un nuevo concepto que se instaló cada vez más a través de los años. El marketing digital, aquel usado en internet y las redes sociales para mejorar la comercialización de un producto, es quizás la herramienta más poderosa con la que cualquier emprendedor cuenta hoy en día.

  Paula Luzzi y Ani Pocino, desde Argentina y España respectivamente, supieron apoderarse, cada una a su manera, de esta eficaz herramienta y construir un imperio alrededor de ella. Paula es Relacionista Pública especializada en Marketing Digital. En su escuela online de Marketing (Luzzi Digital) miles de emprendedores de todo el mundo se capacitan en redes con el objetivo de llevar su proyecto al mundo de internet. Ani, por su cuenta, es fundadora de AP Social Media. Con más de de 35 sedes en 7 países, ofrece soluciones en redes sociales a empresas.

  En un mundo donde ‘si no estás en internet no existís’, las ventajas de que un proyecto tenga presencia en las redes son muchas y se convierten en una especie de salvavidas en tiempos de pandemia donde millones de negocios alrededor del globo debieron cerrar sus puertas al público y trasladar sus ventas al mundo online. La necesidad de reinventarse se encuentra más presente que nunca: “Estamos en un momento de cambio. Siempre hay objeciones de diferentes tipos pero todas llevan una base: falta de confianza. Lo que normalmente tardamos meses en adaptarnos, hemos tenido que hacerlo en días y nuestro trabajo es ayudar de la forma más cercana y entendible posible a las empresas para que comprendan y confíen en esta nueva ventana que se abre”, explica Ani. “Más que objeción creo que hay miedo. Cuando tenemos negocios tradicionales tantos años, reinventarse puede generar incertidumbre. Hay que aprender cosas nuevas y cambiar ciertos aspectos de nuestro negocio. Y ahora sabemos que vender online no es sólo cargar productos en un ecommerce, implica generar estrategias de venta. Y eso creo que es lo que está “frenando” a ciertas personas. Todos los emprendedores tenemos algo a lo que nos queremos aferrar. Desde los colores de nuestra marca hasta la forma de hacer negocios. Y eso es peligroso. Creer que lo que estamos haciendo está bien y quedarnos con eso. y no cuestionarnos y analizar ¿hay mercado para ésto? ¿hay otra forma en la que podría escalar mi negocio? ¿en qué puedo invertir para que me vaya mejor? Y experimentar. De todas formas, gracias a la cantidad de educadores en el tema, día a día nos vamos amigando más con lo digital”, agrega Paula.

  Ambas coinciden en que, si bien no existe una mejor manera de digitalizarse, nuestro público objetivo se encuentra en las redes sociales, un mundo en el que para Ani, nos ofrece incontables ventajas: “Actualmente ha aumentado un 55% el tiempo que pasamos en ellas. Y como los negocios han de estar donde está la gente, la gente está en redes. Por lo que las ventajas son precisamente esas: estar en el lugar en el que se encuentra nuestro público objetivo”. Paula asegura que además de la automatización de procesos, tenemos que comenzar a pensar en la reducción de costos: “¿Qué hacés con $20.000 al mes en un negocio tradicional? Probablemente pagar un mes el alquiler y servicios. Y ahí nos quedamos. En un negocio digital, con $20.000 pagamos un año de alojamiento web y nos sobra. Ni hablar si la inversión es mensual. Nos alcanza para hacer publicidad, contratar influencers, pagar una plataforma de Email Marketing, etc.”.

  Pero, ¿cómo podemos dirigir nuestra estrategia en épocas de crisis económicas y de incertidumbre? “Es clave estar presentes para nuestra comunidad, ofrecer nuestra ayuda y abrir canales de comunicación online efectiva. Ésto se traduce en ofrecer una buena atención al cliente, crear alternativas gratuitas como infoproductos, dar información de valor y ofrecer facilidades de pago/envío, ofertas, entre otros. Por ejemplo, muchas empresas de telefonía móvil están dando megas gratis. De eso se trata, de ayudar con lo que se pueda”, explica Luzzi. Adecuar nuestra estrategia al contexto económico, será parte del trabajo: “Tenemos que estar atentos a los estudios sobre nuestro mercado, qué está pasando en la mente de nuestro consumidor en este momento, qué productos se están consumiendo más, qué productos menos y por qué. Por lo general en una crisis económica se consumen productos sustitutos y segundas marcas. Entonces, si estamos vendiendo productos costosos, una opción es hacer una línea de productos más económicos/alternativos, ofrecer facilidades de pago y entrega y/o trabajar los descuentos y ofertas”.

  ¿Las redes sociales llegaron para quedarse? ¿Cuál es el futuro del comercio online y la venta en redes? ¿Es hora de comenzar a pensar en nuevas formas de hacer negocios? El desenvolvimiento de las nuevas generaciones en el entorno online parece indicar que ya no existe otra manera de concebir al comercio. Ani lo revalida: “Siempre es hora de comenzar nuevas formas de hacer negocios. Ésto sólo es la confirmación de que internet y las redes sociales forman más parte de nuestra vida y negocio de lo que pensamos”.






«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua